Emprendedores quiteños contarán con un nuevo espacio para trabajar y crecer en el Edificio de las Cámaras

Foto: ecuadorenvivo.com

Tomado de ecuadorenvivo.com

 

Los platos rotos van al sector privado. El gobierno de Lenín Moreno busca alianzas y concesiones para heredar los proyectos fallidos del correísmo. Solo en la Refinería de Esmeraldas -repotenciada sin éxito- se necesitan obras por 1.048 millones de dólares.

 

Durante el gobierno de Rafael Correa, los ahora encarcelados Jorge Glas y Carlos Pareja Yannuzzelli promocionaron la repotenciación de la planta de refinación por 2.200 millones de dólares.

 

El problema, según el Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables, es que se hicieron reparaciones a medias y se descuidaron obras importantes. La Unidad de Azufre es un ejemplo. Se descuidó su implementación y los equipos se dañaron. Ahora, el Gobierno busca una empresa privada que construya la planta por 48 millones de dólares.

 

El modelo planteado, según explicó el ministro Carlos Pérez, será el mismo que se intenta aplicar en otras edificaciones: construcción-operación-transferencia (BOT, por sus siglas en inglés). Para la Unidad de Azufre se propone una concesión de 20 años al sector privado.

 

Dentro de la Refinería de Esmeraldas también se dejó de lado una infraestructura para mejorar la calidad del combustible. El complejo -que tendría cuatro plantas, servicios auxiliares y modificaciones a los equipos en funcionamiento- permitiría reducir importaciones y elevar la calidad de la gasolina de uso local.

 

El proyecto completo costaría unos 1.000 millones de dólares.

 

Pérez dijo que durante el Gobierno anterior hubo interés de empresas japonesas para construir el complejo. El acuerdo no se concretó.

 

Las concesiones en la Refinería de Esmeraldas no son las únicas que oferta el gobierno de Lenín Moreno. EXPRESO publicó, esta semana, que hay interés por entregar nuevas plantas hidroeléctricas para que se construyan desde el sector privado.

 

Santiago y Cardenillo son las plantas que servirían para exportar energía eléctrica para Colombia y Perú. La empresa adjudicada deberá construir las líneas de transmisión para vender energía.

 

Las concesiones

 

Empresas

 

La Presidencia de la República plantea concesionar, hasta finales del próximo año, Seguros Sucre, la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), Monteverde y las empresas eléctricas Celec y CNEL. Se obtendrían 30.000 millones.

 

Proyectos

 

A más de las carreteras, el Gobierno busca concesionar nuevos proyectos emblemáticos. El denominado tren playero es un ejemplo. Aunque los estudios arrancaron a mediados de octubre, las autoridades aseguran que costará 1.000 millones de dólares.

 

Pendientes

 

La Refinería del Pacífico fue una promesa que el expresidente Rafael Correa no cumplió. Luego, en el actual Gobierno, se denominó Refinería de Manabí, pero tampoco prosperó. Ahora se habla de una nueva refinería sin pasos concretos.

 

Leer artículo original

 

Comments

comments